Blog Noticias

COMO AFECTA A LOS DIENTES EL USO DE CHUPETE Y CHUPARSE EL DEDO

2019-01-21 18:38:490
COMO AFECTA A LOS DIENTES EL USO DE CHUPETE Y CHUPARSE EL DEDO

¿Es malo para la salud del niño el uso del chupete?

El uso del chupete se relacionó en algún momento con que era perjudicial para la salud bucal del niño, de hecho muchos pediatras recomendaban retirarlo precozmente.  Sin embargo, estudios llevados a cabo con esta cuestión no es que no avalaran esta idea inicial sino que, incluso, pueden llegar a recomendarlo en muchos casos, ya que parece que reduce la muerte súbita del lactante, aparte de ejercer de efecto analgésico.

En lo que a la dentadura del niño se refiere puede provocar efectos dañinos sobre la correcta alineación de los dientes, pero estos efectos son pasajeros si se retira el chupete antes de los tres años de edad, siendo totalmente reversibles en unos pocos meses ya que no ha llegado a provocar malformaciones temporomandibulares ni deformaciones óseas de la arcada dental definitiva.

Por este motivo, y a pesar de que los especialistas piensan que es conveniente ir retirando el chupete en torno a los dos o tres años, también dicen que no se trata de una regla fija, ya que hay otros condicionantes que pueden hacer que este plazo sea mayor o menor, tales como el grado de madurez del niño o determinadas circunstancias médicas o psicosociales. Lo que sí está demostrado es que hay que retirarlo antes de que empiecen a salir los dientes definitivos.

Otro tema en relación al uso de los dispositivos para chupar es la llamada caries del biberón,derivada del mal hábito de ofrecer al niño un biberón lleno de zumo, leche o bebidas azucaradas como inductor del sueño, que con el alto contenido en carbohidratos de estos productos puede causar daños en los dientes definitivos.

Por tanto, la edad ideal para retirar el chupete es hacia los 3-4 años, aunque hay quien recomienda retirarlo de forma más temprana, por lo que antes habrá que ir acostumbrando al niño a usar el chupete sólo cuando se vaya a la cama o en momentos de gran tensión emocional.
El uso  en niños mayores sí está relacionado con la aparición de mordida abierta, o sea, que al cerrar la boca queda una separación entre los dientes superiores y los inferiores, que debería ser valorada por un dentista.

El hábito de chuparse el dedo

En relación al hábito de chuparse el dedo decir que aunque a priori puede parecer más inocuo que el uso del chupete, no lo es así; de hecho es bastante más peligroso ya que, probablemente, las manos no estarán limpias y puede provocar lesiones en la mucosa bucal o en el propio dedo, con el consiguiente riesgo de infecciones.

Además, en referencia a la dentición, si bien el chupete se asocia, fundamentalmente, al desarrollo de la mordida cruzada posterior;  que, en muchas ocasiones puede ser reversible al dejar de usarlo, el hecho de chuparse el dedo provoca muchos otros problemas en la alineación dental. Aparte de favorecer la mordida abierta, la presión que ejerce el pequeño al succionar el propio dedo, repercute en una elevación excesiva de la bóveda del paladar, al tiempo que va estrechando la arcada maxilar.

Cuando un niño tiene este hábito no debemos ridiculizarlo sino, todo lo contrario, hacer refuerzo positivo; esto significa premiar de algún modo los esfuerzos del niño por no chuparse el dedo. Hay otros métodos como cubrir el dedo con un guante o mojarlo con líquidos que el niño repela por su olor o su sabor tales como el vinagre o el limón. No ha demostrado su efecto los esmaltes que se compran en farmacias que dan un sabor amargo.

Escrito por: Dirección   

QUE ES LA FLUORIZACIÓN DENTAL Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EN LOS NIÑOS

2019-01-21 18:19:370
QUE ES LA FLUORIZACIÓN DENTAL Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EN LOS NIÑOS

¿Qué es una fluorización?

Se trata de un procedimiento por el que se aplica flúor sobre los dientes con el fin de prevenir la aparición de las caries. Es el complemento idóneo al flúor que se encuentra en el agua, algunos alimentos, dentífricos, complementos dietéticos…

¿Qué beneficios aporta el flúor en los dientes?

Aumenta la resistencia del esmalte a los ácidos que producen la caries, ralentizando el proceso de desmineralización de los dientes y aumentando su remineralización.

¿La fluorización es efectiva?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la fluorización reduce hasta un 50% el riesgo de sufrir caries. No nos asegura que jamás aparezcan caries en los dientes de los niños, pero desde luego nos permite controlar la aparición y desarrollo de las mismas.

¿En qué consiste una fluorización?

La fluorización es un procedimiento sencillo e indoloro. Consiste en la aplicación de moldes de plástico (cubetas) impregnados de gel fluorídico en los dientes del niño. Como sustituto del gel, también se puede utilizar barniz para pincelar los dientes.

¿Cada cuánto hay que realizar una fluorización?

La frecuencia dependerá de la edad y de la salud e higiene bucal del niño. Hasta que el niño cumpla 3 años es recomendable realizar este proceso 2 veces al año, pues está en la edad en la que las caries aparecen con mayor frecuencia. A partir de ese momento, se recomienda 1 vez al año.

Con todo, queremos apuntar que la fluorización tiene indicaciones concretas. En rasgos generales podemos decir que es un excelente método de prevención de caries, pero tiene muchas otras aplicaciones.  Aunque es muy indicado en niños, también es apto para mayores expuestos a situaciones concretas.

Esperamos que conocer un poco más sobre este procedimiento haya servido para concienciar de su importancia y necesidad para algunos niños propensos a la aparición de caries.

Escrito por: Dirección   

AGENESIA DENTAL, QUÉ ES Y CÓMO SE TRATA

2019-01-21 15:53:590
AGENESIA DENTAL, QUÉ ES Y CÓMO SE TRATA

La agenesia dental es lo que vulgarmente conocemos como falta o ausencia de un diente. Se trata de un defecto por el cual no erupcionan ciertos dientes en la boca debido a que existe una ausencia de estas piezas.

Es bastante frecuente en un alto porcentaje de seres humanos.Puede ocurrir tanto en dentición definitiva como en dentición temporal (en dientes de leche).

Cuando es el diente definitivo el que falta el problema es mayor que si falta el diente decíduo (algo bastante inusual). Por ello, cuando nos encontramos frente a un paciente en dentición mixta o dentición definitiva, tenemos que sospechar que el paciente presenta agenesia dental si observamos uno de estos dos fenómenos:

  • El diente de leche no se cae porque no le empuja el diente definitivo.
  • El diente de leche se cae, pero no lo reemplaza ningún diente definitivo.

El diagnóstico se realiza observando la ausencia de uno o más dientes. En el caso de los dientes definitivos el diagnóstico suele ser la presencia de los dientes de leche durante más tiempo de lo normal en boca. Esto nos haría sospechar de una posible agenesia.

Lo que hay que hacer en estos casos es comprobar que el diente de leche no tiene recambio de diente definitivo mediante una radiografía o un escáner, según contemple el clínico.

Se ha observado que la agenesia afecta con mayor frecuencia en la arcada superior que en la inferior y que las más comunes son las de las muelas del juicio, aunque la falta de estos molares no supone un gran problema ya que en la mayoría de los casos se mandan extraer. Otra agenesia frecuente que afecta estéticamente al paciente es la de los incisivos laterales.

El tener agenesia dental puede afectar al paciente tanto a nivel funcional como a nivel estético.

Dependiendo del caso y sobre todo dependiendo de la maloclusión esquelética del paciente y del tamaño dentario, o se cierra el espacio de la agenesia o se prepara el espacio para un futuro implante.

Para saber cuál sería la mejor opción para tu caso lo ideal es que acudas a tu especialista y éste te realice un estudio antes de tomar una decisión.

Escrito por: Dirección   

LA TERAPIA COGNITIVA-CONDUCTURAL REDUCE LA ANSIEDAD EN NIÑOS

2018-12-03 09:48:130
LA TERAPIA COGNITIVA-CONDUCTURAL  REDUCE LA ANSIEDAD EN NIÑOS

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aproximadamente un 15% de la población sufre odontofobia, o lo que es lo mismo, pánico al dentista. Un miedo irracional a esta figura que es muy habitual en los niños, en los que es más común que sufran ansiedad durante las visitas a su especialista.

Calmarles o lograr que pierdan este miedo no siempre es tarea fácil, pero unos investigadores del Reino Unido parecen haber encontrado una forma eficaz de lidiar con este problema, se trata de la terapia cognitiva-conductual (TCC), basada en la evidencia, para tratar la ansiedad dental. Dicha terapia ya se consideraba aceptable para ello, pero se trata de un recurso bastante limitado. Dichos investigadores llevaron a cabo un estudio con el objetivo de desarrollar un recurso de TCC de autoayuda que ayudase a evaluar la eficacia y rentabilidad del tratamiento.

La investigación constó de dos fases: en la primera se optó por un enfoque cualitativo “basado en la persona” para informar sobre el desarrollo de este recurso. En la segunda fase se invitó a varios niños de entre 9 y 16 años con un nivel de ansiedad muy alto a utilizar este recurso. Los participantes tuvieron que completar cuestionarios para evaluar su ansiedad y sus índices de calidad de vida relacionados con la salud (CVRS) antes de utilizar el recurso y al finalizar el tratamiento. En total fueron 56 niños los que se sometieron a dicha investigación con la ayuda de 25 odontólogos, y los resultados mostraron que 48 de los pequeños finalizaron el estudio (tasa de terminación del 86%) y observaron que se redujeron drásticamente los niveles de ansiedad de estos niños. Dados estos resultados, que prueban la aceptabilidad y eficacia de este plan, los expertos piden un ensayo más grande y aleatorio para verificarlo.

Otras formas de relajación en la consulta

Existen otras formas de relajar a los pequeños durante sus visitas a la consulta como la terapia audiovisual, que consiste en poner a los niños unas video-gafas durante el procedimiento de manera que se quedan “entretenidos” mientras el especialista realiza su trabajo. Este método fue objeto de estudio de los investigadores de la Universidad de Odontología del Rey Saud de Arabia Saudí.

El doctor Michael Hasty probó otro método en su consulta que resultó muy eficaz también, en este caso consistió en invitar a su consulta a ‘Frodo’, un perro que calmaba a los niños mientras el doctor les examinaba o les realizaba la intervención necesaria.

Escrito por: Dirección   
Copyrights ©2015: Clínica Dental Novo Camposoto || #Dra. Bernal || Aviso Legal || by Axystem