Blog Noticias

¿QUE ES EL SARRO?

2019-01-14 12:04:390
¿QUE ES EL SARRO?

El sarro, a veces denominado cálculo o tártaro dental, es la placa bacteriana que se ha endurecido sobre sus dientes debido al depósito de minerales sobre la placa bacteriana. También se puede formar en el borde de las encías y debajo de ellas y puede irritar los tejidos gingivales. El sarro proporciona a la placa una superficie más extensa donde crecer y más pegajosa donde adherirse, lo cual deriva en afecciones más graves como caries y enfermedades de las encías.

El sarro no sólo amenaza la salud de sus dientes y encías, sino que también constituye un problema estético. Como es más poroso, absorbe las manchas con facilidad. Por lo tanto si usted toma café o té, o fuma, es de especial importancia que evite la formación de sarro.

¿Cómo sé si tengo sarro? 
A diferencia de la placa que es una película incolora, el sarro es una formación de minerales fácilmente visible si se localiza por encima de la línea de las encías. El indicador de sarro más común es observar un color marrón o amarillento en los dientes o encías. El único modo cierto de detectar la presencia de sarro y de retirarlo es acudir a su dentista.

¿Cómo prevenir la formación de sarro?
Para reducir la formación de sarro y reducir la placa es importante cepillarse correctamente, especialmente con una pasta de dientes para control de sarro, y utilizar hilo dental.

Una vez que el sarro se ha depositado en sus dientes, sólo su dentista o higienista podrán retirarlo. El proceso para retirar el sarro se denomina "raspado radicular". Durante este procedimiento, el dentista o higienista utilizan instrumentos especiales con los que retiran el sarro que se encuentra a la vista sobre los dientes y el que se halla debajo de la línea de las encías.

TarterTeeth Scaling

El sarro constituye una amenaza para la buena salud oral y es antiestético para su sonrisa

Una vez que se forma el sarro, sólamente una limpieza profesional prodrá removerlo

 

Escrito por: Dirección   

LOS EFECTOS ADVERSOS DE LAS DIETAS SOBRE SUS DIENTES

2019-01-09 09:55:050
LOS EFECTOS ADVERSOS DE LAS DIETAS SOBRE SUS DIENTES

¿Comienza una nueva dieta? Probablemente tenga en cuenta su cintura, pero no sus dientes. Sin embargo, las dietas para perder peso pueden tener un fuerte impacto en su salud bucal. Descubra cómo pueden afectar a su boca las estrategias de las dietas populares.

Dietas bajas en grasas

Seguir una dieta baja en grasas puede interferir en la absorción de vitaminas solubles en grasa, como la A, la D, la E y la K. La vitamina D es especialmente importante para la salud bucal ya que contribuye en la absorción de calcio. Cuando su cuerpo no puede absorber el calcio, sus dientes y huesos comienzan a desgastarse.

Lo que es peor, la grasa ayuda a que el cerebro produzca dopamina, un químico neurotransmisor que mejora su ánimo. Cuando su dieta carece de acidos grasos ricos en omega-3, aumentará su estrés y su ansiedad. El estrés puede causar bruxismo y puede empeorar el dolor a causa de trastornos de la unión temporomandibular (TMJ, por sus siglas en inglés).

Por último, los fabricantes generalmente le agregan azúcar a los productos bajos en grasas para mantener el sabor y la textura. Ese azúcar agregada significa un mayor riesgo de caries.

Dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas

Cuando sigue una dieta baja o con cero carbohidratos, una forma de saber que está funcionando es cuando su aliento comienza a oler como quitaesmaltes. El particular aroma a acetona (o a veces frutas en descomposición) es un indicador de cetósis, el proceso por el cual su cuerpo comienza a quemar grasas en vez de carbohidratos para obtener energía, lo cual libera químicos llamados cetonas.

Puede combatir el aliento a cetonas tomando más agua, cepillándose los dientes y lengua regularmente y masticando refrescantes bucales naturales como perejil o menta. Sin embargo, no es sorpresa que la forma más efectiva para refrescar su aliento sea consumiendo carbohidratos. Y puede ser una buena idea, teniendo en cuenta que los niveles elevados de cetonas pueden inducir cetoacidosis, una enfermedad en la cual sus niveles sanguíneos se vuelven peligrosamente ácidos. Un exceso de cetonas también puede hacer que su cuerpo comience a quemar músculos en vez de grasas, puede causar fatiga intensa e incluso puede ser perjudicial para su corazón.

Dietas bajas en calorías

Reducir las calorías puede ser una forma efectiva para perder peso, pero reducir su ingesta de alimentos en forma abrupta puede perjudicar su salud, ya que puede arrasar con los minerales y vitaminas necesarias. La desnutrición es mala en todo sentido, pero en su boca puede significar una debilitación de la mandíbula (lo que causa que sus dientes se muevan o se caigan), una reducción del esmalte (lo que aumenta el riesgo de desarrollar caries) y una deficiencia en las encías (lo cual lo hace vulnerable desarrollar enfermedades de las encías).

Limpieza a base de frutas

Puede parecer inofensivo sobrevivir solo consumiendo frutas o vegetales por una semana, pero una dieta tan limitada puede tener consecuencias en su boca y en su cuerpo. Además de los efectos de la malnutrición, los elevados niveles de azúcar y ácido en la mayoría de las frutas pueden dañar el esmalte de sus dientes, lo cual deja a su dientes y encías vulnerables al desarrollo de caries e infecciones.

Pastillas adelgazantes

Al reducir su producción de saliva, las pastillas adelgazantes le producen sequedad en la boca y hacen que la cavidad oral sea propensa a problemas de salud bucal. La saliva es una defensa natural contra las caries. No solo contiene químicos que combaten las caries, sino que también ayuda a barrer alimentos y bacterias. Con una boca más seca, usted está más susceptible a las caries y a enfermedades de las encías.

Antes de emprender una nueva dieta, consulte a su médico y dentista.

Escrito por: Dirección   

EL AZÚCAR Y LAS CARIES

2019-01-03 09:50:400
EL AZÚCAR Y LAS CARIES

Sorprendentemente, el azúcar no es la principal causa de las caries. Lo que provoca caries es el ácido, no el azúcar. Pero existe una relación entre el azúcar y el ácido. El azúcar hace que las bacterias en su boca produzcan el ácido que finalmente daña sus dientes. Es decir que cuanto más azúcar consuma, más ácido creará en su boca. Pero este proceso se produce debido a la placa.

La placa es una película de bacterias que recubre sus dientes y encías. Se desarrolla constantemente y la elimina cuando se cepilla los dientes. Cada vez que la placa entra en contacto con el azúcar, se produce ácido que ataca a los dientes durante 20 minutos. Este ácido puede crear un pequeño agujero en el esmalte. 

Cuando se cepilla y usa hilo dental, los dientes y no puede alcanzar el hueco o si no se cepilla los dientes regularmente, las bacterias se acumulan y continúan produciendo ácido. Los huecos se agrandan y se desarrollan caries. Las caries no tratadas se siguen desarrollando hasta llegar al nervio y es cuando siente dolor y se generan situaciones más graves.

¿Qué debe hacer para ayudar a evitar que el azúcar dañe sus dientes? ¿Debe dejar de comer dulces para siempre?

No, para nada. Su primera defensa es prestar atención a la cantidad de tiempo que sus dientes están expuestos al azúcar. Pasarse 10 minutos comiendo un trozo de torta es mucho mejor para sus dientes que sorber una bebida azucarada durante tres horas. 

También debe prestar atención a los alimentos y las bebidas que contienen azúcares agregados. Las pautas alimentarias del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) alientan a limitar este tipo de alimentos; los refrescos son una de las mayores fuentes de azúcar agregado en la dieta de los estadounidenses. Los estadounidenses toman más refrescos que cualquier otra bebida, ¡incluso agua, café, leche y cerveza! Esto se traduce en grandes cantidad de azúcar que entran en contacto con sus dientes.

Si le gustan los dulces, naturalmente sus dientes estarán expuestos al ácido con más frecuencia. Intente limitar los dulces poco saludables lo más posible. Elija alimentos saludables sin azúcar agregada y limite el consumo de bebidas azucaradas entre las comidas, tome agua en lugar de ello. Las mejores elecciones de alimentos para su salud general también son buenas para su salud dental. Estos alimentos incluyen vegetales y frutas crujientes, por ejemplo brócoli, zanahoria, pepino, manzana y pera. Estos alimentos tienen un alto contenido de agua y un bajo contenido de azúcar. También estimulan el flujo de saliva, lo que ayuda a eliminar los restos de comida y amortiguar los efectos del ácido. Otros alimentos con bajo contenido de azúcar que son buenos para sus dientes son las carnes, los quesos y los frutos secos.

Los alimentos que debes evitar son todas las golosinas, galletas dulces, tortas, muffins, patatas fritas, caramelos masticables y otros alimentos que contiene azúcar. Las bebidas que debes evitar son todos los refrescos, jugos de fruta y bebidas azucaradas. Estos tienen un alto contenido de azúcar, que alimenta a las bacterias que provocan caries.

Asegúrese de mantener una higiene dental adecuada para que la placa bacteriana esté bajo control. Esto le ayudará a reducir la cantidad de ácido que se produce cuando come y reducirá los efectos del azúcar en los dientes. Cepíllese los dientes dos veces al día, use hilo dental una vez al día y hágase limpiezas dentales regularmente para eliminar el exceso de placa. 

No podemos evitar todas las caries, pero podemos reducir las posibilidades de tener caries mediante el cuidado oral apropiado y pequeños cambios en la dieta. Recuerde reducir su consumo de azúcar, reducir la cantidad de tiempo que los dientes están expuestos al azúcar y realizarse limpiezas regulares. Su sonrisa se lo agradecerá y podrá satisfacer sus ansias de comer dulces sin dañar demasiado el esmalte de sus dientes.

Escrito por: Dirección   

LOS RIESGOS PARA TU BOCA DE UNA DIETA RICA EN PROTEINAS

2018-12-17 09:30:490
LOS RIESGOS PARA TU BOCA DE UNA DIETA RICA EN PROTEINAS

Dieta desequilibrada. Los regímenes que se basan en un consumo exagerado de proteínas en detrimento de otros grupos de nutrientes, como los hidratos de carbono, consiguen resultados rápido en cuanto a pérdida de peso, ¿pero a qué precio? Pues además de exponerte a sufrir el temido efecto rebote, “en estas dietas el organismo reacciona destruyendo la proteína que genera el cuerpo, no la grasa, y eso puede provocar daños incluso en la boca”, explica el odontólogo Iván Malagón.

Malos resultados. Seguir una dieta alta en proteínasfavorece la respuesta inflamatoria en las encías, que pueden desarrollar gingivitis y periodontitis. Además, reduce la cantidad de saliva y su capacidad antibacteriana, lo que hace que seamos más propensos a sufrir infecciones y caries.

Déficit de vitaminas

Los regímenes basados en el consumo de proteínas, si no están bien diseñados, suelen producir carencia de vitamina B2 (lo que afecta a las mucosas, provocando yagas en la boca y grietas en la comisura de los labios); B12 (necesaria para las papilas gustativas); y vitamina C (imprescindible para prevenir la caries).

 

Escrito por: Dirección   
Copyrights ©2015: Clínica Dental Novo Camposoto || #Dra. Bernal || Aviso Legal || by Axystem