Blog Noticias

¿QUE ES UNA PULPOTOMÍA?

2018-07-17 15:34:520
¿QUE ES UNA PULPOTOMÍA?

La lesión de la pulpa dental en los dientes temporales puede estar causada por una caries dental, un traumatismo o una técnica iatrogénica. Las caries en dientes temporales son de fácil involucración pulpar ya que la relación pulpa-diente es mayor, y las caries siempre son de mayor progresión que en la imagen radiográfica. 

La terapia pulpar incluye: 

  • Aumentar el tiempo de permanencia de los dientes deciduos 
  • Preservar el espacio del arco dentario 
  • Evitar alteraciones en la masticación 
  • Prevenir la aparición de hábitos linguales u otras parafunciones 
  • Evitar problemas de fonación 
  • No perjudicar la estética 
  • Evitar efectos psicológicos en el niño debido a la pérdida de dientes 

Hay que tener en cuenta que siempre es mejor un diente en boca, por lo que las técnicas conservadoras como el tratamiento pulpar será indicado antes que realizar una exodoncia, en los casos pertinentes. 

La pulpotomía o biopulpectomía parcial es la extirpación de la pulpa cameral de los dientes temporales. Esta indicada en casos de exposición pulpar por caries profunda próxima a la pulpa o traumatismo, siendo el estado de la pulpa normal o con pulpitis reversible.  

El tratamiento consiste en la eliminación de la pulpa coronal afectada, mientras que el tejido radicular remanente se mantiene vital sin signos clínicos ni radiográficoa de inflamación o afectación. 

La principal indicación de la pulpotomía es en caso de una lesión que haya alcanzado la pulpa cameral y que existe vitalidad de la pulpa radicular. Esta lesión tiene que acompañarse de: 

  • No hay dolor espontáneo ni persistente 
  • No existe pulpitis radicular 
  • No hay absceso ni fístula 
  • No reabsorción interna del diente 
  • No hay pérdida ósea interradicular (entre las raíces) 
  • No existen calcificaciones pulpares 
  • No radiolucideces periapicales 
  • No presenta un excesivo sangrado 
  • No hay reabsorción externa patológica 
  • Y el diente es restaurable. 

La pulpotomía esta contraindicada en presencia de signos o síntomas que indiquen afectación del tejidos pulpar remanente. 

¿Cuál es el procedimiento de una pulpotomía? 

Después de realizar una historia clínica detallada junto con una exploración extraoral e intraoral y las pruebas complementarias pertinentes, se llega a un diagnóstico de certeza y un tratamiento. En este caso, el tratamiento es la pulpotomía. 

Este procedimiento se inicia con la deposición de anestesia local. Le sigue la colocación de un aislamiento absoluto, con el dique de goma. Una vez aislado, se remueve la caries y se realiza la apertura cameral, donde la pulpa se expone. Se limpia la parte coronal de la pulpa y se obtiene una hemostasia, gracias a un algodón junto con formocresol. Se añade oxido de zinc-eugenol en la base coronal. Y, finalmente, se procede a la restauración definitiva o la colocación de una corona en grandes destrucciones. 

La finalidad de la pulpotomía es mantener la pulpa radicular sana, sin signos clínicos ni radiológicos de afectación, como pueden ser: dolor, sensibilidad, inflamación y presencia de reabsorciones radiculares. Tampoco debe existir lesión en el germen del diente permanente.

Escrito por: Dirección   

¿CUANDO DEBO USAR COLUTORIO?

2018-07-17 15:25:220
¿CUANDO DEBO USAR COLUTORIO?

El colutorio es un complemento muy recomendado para el cepillado. Se trata de un gran aliado para tu salud oral, porque alcanza las zonas más difíciles de la boca. Pero, ¿En qué momento es más recomendado usar el colutorio?

El enjuague bucal es un elemento clave de la limpieza interproximal. Hablamos de la limpieza de zonas difíciles, como los espacios entre los dientes. También los espacios entre dientes y encías. En estas zonas se acumula una gran cantidad de placa bacteriana que se endurece con el tiempo. Esto provoca que se quede incrustada y sea más difícil de eliminar.

Pero el uso del colutorio suele generar varias dudas entre los pacientes. Una de las más habituales es sobre el tipo de colutorio. Los profesionales de PropDental recomiendan que el colutorio tenga niveles de flúor. El uso de este mineral ayuda a fortalecer el esmalte y protegerlo del biofilm oral.

Cuándo usar colutorio

Muchos profesionales coinciden en que el mejor momento para usar el colutorio es después del cepillado. Cepillarse los dientes es la base de una buena rutina de higiene bucodental. Pero muchas veces es insuficiente, porque el cepillo no llega a todos los rincones de la boca. Así, después del cepillado se consigue una limpieza más profunda gracias al enjuague bucal.

Pero hay diversas situaciones en las que se recomienda el uso del enjuague bucal:

  • Sensibilidad dental. Para tratar los dientes sensibles es importante mantener una rutina de higiene oral que incorpore el colutorio con flúor.
  • Enfermedades periodontales. La gingivitis y la periodontitis provocan la inflamación y el sangrado de las encías. Para prevenir estas enfermedades periodontales, conviene enjuagarse la boca con un enjuague que contenga flúor.
  • Ortodoncia. Los aparatos de ortodoncia suelen generar zonas de retención de placa. Eliminar esta placa acumulada es imprescindible para evitar el fracaso del tratamiento con ortodoncia. Por ello se recomienda que los portadores de ortodoncia se enjuaguen la boca después de cada cepillado.
  • Extracción dental. Durante las primeras horas tras una extracción es recomendable enjuagarse con una mezcla de agua y sal. Pasados unos días, un colutorio sin alcohol puede ser un gran aliado para la cicatrización de la herida.
  • Halitosis. El enjuague bucal es un gran aliado para combatir el mal aliento o halitosis. Ayuda a mantener el aliento fresco durante más tiempo.

Escrito por: Dirección   

¿QUE IMPORTANCIA TIENE PERDER UNA PIEZA DENTAL?

2018-07-10 16:38:010
¿QUE IMPORTANCIA TIENE PERDER UNA PIEZA DENTAL?

¿Por qué es tan importante reemplazar una pieza dental perdida?

movimiento

La pérdida de uno o varios dientes provoca en nuestra boca grandes cambios tanto a nivel estético como funcional. Aunque a simple vista y en un primer momento la principal preocupación del paciente se centra en las alteraciones estéticas que dicha pérdida acarrea, las cuales pueden disminuir su autoestima y comprometer en cierta manera sus habilidades sociales, el resto de alteraciones funcionales no por menos evidentes y conocidas, deben ser menospreciadas.

            Entre los efectos “que no se ven” derivados de la pérdida de dientes, aparte de los más lógicos como pueden ser la dificultad para pronunciar ciertos fonemas y para la masticación y trituración de alimentos, destacan:

– Pérdida de hueso. El hueso donde estaba alojado el diente ausente comienza a atrofiarse inmediatamente después de la pérdida. El hueso alveolar necesita estimulación para mantener su forma y densidad, una estimulación que desaparece en el momento que no existe ninguna raíz del diente que la transmita. Cuando se pierde una pieza dental esta falta de estimulación causa una pérdida de la anchura, seguida de una disminución de la altura y, por último, del volumen del hueso lo cual inevitablemente afectará a la sujeción de los dientes cercanos.

– Disminución de la encía derivada de la reducción de hueso, con la consiguiente pérdida de estética y funcionalidad.

– Mayor desgaste del resto de piezas. La ausencia sobre todo de piezas posteriores (molares) conlleva dejar de masticar por el lado que haya sufrido la pérdida, forzando al resto de dientes a sobrecargarse por tener que suplir la función de la pieza dental perdida, provocando un mayor desgaste en la zona.

– Desgaste de la encía al tener que cumplir la función que en inicio haría el diente. Sufre más porque el alimento se deposita en el hueco dejado por el diente y, al masticar, el apoyo y la fuerza la realiza completamente la encía, con el consiguiente desgaste de la misma.

– Problemas en dientes adyacentes y antagonistas. Los primeros tienden a desplazarse hacia el espacio edéntulo y los segundos, además de perder su funcionalidad al carecer de diente opuesto contra el que masticar, sufren una sobreerupción al tratar de recuperar un contacto en oclusión que nunca va a producirse. Si los opuestos al hueco están en la arcada superior, este hecho puede provocar una exposición del cuello del diente al salirse del hueso y de la encía, con la consecuente hipersensibilidad y mayor riesgo de caries, por ser una zona no cubierta por esmalte y más susceptible al ataque ácido de las bacterias.

Por todo ello, es necesario enfatizar la importancia de reemplazar los dientes perdidos lo más rápidamente posible, porque cuanto menos tiempo dejemos pasar antes de sustituirlos, menores serán los problemas colaterales y su solución más rápida, sencilla y económica.

Escrito por: Dirección   

¿ES MALO PARA LA SALUD DEL NIÑO EL USO DEL CHUPETE?

2018-07-09 16:37:470
¿ES MALO PARA LA SALUD DEL NIÑO EL USO DEL CHUPETE?

¿Es malo para la salud del niño el uso del chupete?

El uso del chupete se relacionó en algún momento con que era perjudicial para la salud bucal del niño, de hecho muchos pediatras recomendaban retirarlo precozmente.  Sin embargo, estudios llevados a cabo con esta cuestión no es que no avalaran esta idea inicial sino que, incluso, pueden llegar a recomendarlo en muchos casos, ya que parece que reduce la muerte súbita del lactante, aparte de ejercer de efecto analgésico.

En lo que a la dentadura del niño se refiere puede provocar efectos dañinos sobre la correcta alineación de los dientes, pero estos efectos son pasajeros si se retira el chupete antes de los tres años de edad, siendo totalmente reversibles en unos pocos meses ya que no ha llegado a provocar malformaciones temporomandibulares ni deformaciones óseas de la arcada dental definitiva.

Por este motivo, y a pesar de que los especialistas piensan que es conveniente ir retirando el chupete en torno a los dos o tres años, también dicen que no se trata de una regla fija, ya que hay otros condicionantes que pueden hacer que este plazo sea mayor o menor, tales como el grado de madurez del niño o determinadas circunstancias médicas o psicosociales. Lo que sí está demostrado es que hay que retirarlo antes de que empiecen a salir los dientes definitivos.

Otro tema en relación al uso de los dispositivos para chupar es la llamada caries del biberón,derivada del mal hábito de ofrecer al niño un biberón lleno de zumo, leche o bebidas azucaradas como inductor del sueño, que con el alto contenido en carbohidratos de estos productos puede causar daños en los dientes definitivos.

Por tanto, la edad ideal para retirar el chupete es hacia los 3-4 años, aunque hay quien recomienda retirarlo de forma más temprana, por lo que antes habrá que ir acostumbrando al niño a usar el chupete sólo cuando se vaya a la cama o en momentos de gran tensión emocional.
El uso  en niños mayores sí está relacionado con la aparición de mordida abierta, o sea, que al cerrar la boca queda una separación entre los dientes superiores y los inferiores, que debería ser valorada por un dentista.

El hábito de chuparse el dedo

En relación al hábito de chuparse el dedo decir que aunque a priori puede parecer más inocuo que el uso del chupete, no lo es así; de hecho es bastante más peligroso ya que, probablemente, las manos no estarán limpias y puede provocar lesiones en la mucosa bucal o en el propio dedo, con el consiguiente riesgo de infecciones.

Además, en referencia a la dentición, si bien el chupete se asocia, fundamentalmente, al desarrollo de la mordida cruzada posterior;  que, en muchas ocasiones puede ser reversible al dejar de usarlo, el hecho de chuparse el dedo provoca muchos otros problemas en la alineación dental. Aparte de favorecer la mordida abierta, la presión que ejerce el pequeño al succionar el propio dedo, repercute en una elevación excesiva de la bóveda del paladar, al tiempo que va estrechando la arcada maxilar.

Cuando un niño tiene este hábito no debemos ridiculizarlo sino, todo lo contrario, hacer refuerzo positivo; esto significa premiar de algún modo los esfuerzos del niño por no chuparse el dedo. Hay otros métodos como cubrir el dedo con un guante o mojarlo con líquidos que el niño repela por su olor o su sabor tales como el vinagre o el limón. No ha demostrado su efecto los esmaltes que se compran en farmacias que dan un sabor amargo.

Escrito por: Dirección   
Copyrights ©2015: Clínica Dental Novo Camposoto || #Dra. Bernal || Aviso Legal || by Axystem