Blog Noticias

¿QUE ES UNA FERULIZACIÓN DENTAL?

2018-06-25 15:21:240
¿QUE ES UNA FERULIZACIÓN DENTAL?

La ferulización dental es uno de los procedimientos más antiguos de la odontología. La ferulización más antigua encontrada fue una mandíbula humana de 500 años a.C. cuyos incisivos habían sido amarrados con una ligadura de hilos de oro.  

Este procedimiento consiste en la unión de dos o más dientes con la finalidad de aumentar la estabilidad y evitar la movilidad de estos dientes unidos. 

Existen varios tipos de férula, según su uso: 

  • Ferulización provisional. Se colocan durante un tiempo corto. 
  • Ferulización semipermanente. Su uso es largo, durante un tiempo concreto. 
  • Ferulización permanente. Se utiliza la ferulización para siempre. 

Los diseños y materiales usados para las férulas son muy variados, en general los más usados son: 

  • Ferulización con coronas dentales. Se prefiere en caso de ferulización de una arcada completa, en que las coronas están juntas entre si. 
  • Ferulización tipo Maryland. En qué se une la corona a los dientes de al lado. 
  • Ferulización con composite o con composite y alambre. 

La colocación de la ferulización dental convencional con composite y alambre comprende varios pasos: 

  • Profilaxis dental y eliminación de todos los agentes externos al diente. 
  • Aislamiento del campo que va a ser ferulizado. 
  • Conformación del alambre sobre las superficies dentales donde va a ser colocado. 
  • Condicionamiento de la superficie dental con ácido ortofosfórico al 37% durante 15 segundos. 
  • Aplicación de un adhesivo dentario en estas superficies. 
  • Colocación del alambre mediante resina compuesta (composite). 
  • Pulido final de la contención. 
  • Ajuste oclusal, removiendo cualquier interferencia oclusal. 

¿CUÁNDO ESTÁ INDICADA LA FERULIZACIÓN DENTAL?

La ferulización de los dientes está indicada en varios procesos de la odontología. 

La más conocida es la ferulización dental después de un tratamiento ortodóntico. Cuando se recibe un tratamiento ortodóntico los dientes se posicionan a un lugar definitivo y adecuado mediante un seguido de movimientos dentarios. Si estos no se ferulizan adecuadamente, tienden a volver a su estado natural anterior y, por lo tanto, se mueven hacia su origen. La ferulización en ortodoncia consiste en la colocación de un alambre por la parte lingual de los incisivos y caninos tanto superiores como inferiores. De este modo se conserva la posición final conseguida después del tratamiento ortodóntico. 

Otra indicación muy importante es la ferulización dental en periodoncia, para la estabilización de los dientes con periodonto comprometido y la reposición de los dientes. Existen dientes con una pérdida de soporte óseo muy importante. En estos casos, los dientes empiezan a presentar movilidad y, por lo tanto, pueden perderse en un futuro. La ferulización de los dientes con enfermedad periodontal avanzada y con movilidad representa una contribución sencilla pero que es muy valiosa para la conservación de los diente. Gracias a este procedimiento se recupera el confort masticatorio y hasta se mejora el autoestima de muchos pacientes.  

También se realiza la ferulización dental después de un traumatismo cuyo diente o dientes implicados hayan sufrido una luxación. En estos casos la ferulización se de tipo provisional, ya que solo se coloca durante un tiempo concreto hasta que el diente o dientes implicados vuelvan a recuperar su estado habitual.  

Otra indicación de la ferulización dental es la prequirúrgica. Se colocan una tipología de ferulización semipermanente en que todos los dientes se ferulizan para evitar sus movimientos. Esta indicación se opta antes de realizar una cirugía importante, por ejemplo en el caso de una cirugía ortognática (para corregir un problema de los huesos maxilares). 

Escrito por: Dirección   

¿PUEDO HACER DEPORTE DESPUÉS DE UNA CIRUGÍA DENTAL?

2018-06-21 10:03:290
¿PUEDO HACER DEPORTE DESPUÉS DE UNA CIRUGÍA DENTAL?

El deporte se ha convertido en un modo de vida a día de hoy. Sobre todo en la gente joven, practicar deporte es una forma de entender la vida, por lo que difícilmente pueden despegarse de él.

Sin embargo, en ocasiones es más que recomendable hacer un alto y descansar su debido tiempo. Y el período tras someterse a una cirugía dental es uno de esos momentos.

CUÁNTO TIENES QUE ESPERAR PARA HACER DEPORTE TRAS UNA CIRUGÍA DENTAL

Por supuesto, hay cirugías más delicadas que otras. En todo caso va a ser el odontólogo que te trate quien te dé un plazo para practicar o no deporte. Dicho esto, veamos las recomendaciones más usuales para estar al 100% cuanto antes tras una cirugía dental.

Lo más normal es que esta cirugía sea a causa de la extracción de las muelas del juicio o por la colocación de un implante.

¿PUEDO HACER DEPORTE TRAS EXTRAERME LAS MUELAS DEL JUICIO?

Diciéndolo pronto y mal: no. Sí es verdad que la de las muelas del juicio es una operación de cirugía menor. Sin embargo, personas que realizan una actividad física de forma continuada y con rutinas intensas pueden ver afectado su rendimiento.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de las operaciones de extracción de las muelas del juicio se producen en personas de entre 15 y 25 años, por lo que es más que probable que los pacientes realicen alguna actividad física.

Como bien decimos, si bien es cierto que la extracción de las muelas del juicio no son de un posoperatorio complicado, sí pueden surgir algunos problemas posteriores si no se guarda reposo. Lo normal es que podamos reanudar con nuestra actividad normal a los 3 días.

Normalmente, el odontólogo se encargará de recomendarte el tratamiento que necesites. Gasas y enjuague bucal, combinados con antibióticos y analgésicos son la mejor combinación. Claro está, la presencia de analgésicos viene a causa del posible dolor por la inflamación.

Todo ello es para evitar la temida alveolitis. Esta dolencia suele darse con frecuencia en los pacientes que, tras una extracción, no siguen las recomendaciones del odontólogo. Consiste en la ruptura o caída del coágulo de sangre alrededor de la zona extraída. Esto expone el hueso y los nervios, causando dolor intenso.

Además del ejercicio físico, en Smart Dental recomendamos no tomar alimentos o bebidas picantes o irritantes, así como beber cosas con pajita durante los primeros 4-5 días tras la extracción.

¿PUEDO HACER DEPORTE DESPUÉS DE COLOCARME UN IMPLANTE DENTAL?

Muchas veces, la práctica de algunos deportes puede conllevar la pérdida de una pieza dental por traumatismo. En caso de no poder recolocarlo el odontólogo nos recomendará unas carillas o, en última instancia, un implante dental.

La operación de colocar un implante es más compleja y requiere un posoperatorio más cuidadoso que una extracción. Esto es porque la raíz artificial de titanio ha de “soldarse” al hueso de forma natural. Por tanto, necesitaremos un cuidado más cauteloso y con más atenciones durante, al menos, 15 días tras someternos al tratamiento. Fundamentalmente tendremos que atender a dos cosas:

  1. Deberemos evitar cualquier actividad física durante al menos una semana. Esto incluye deporte, levantar peso, etc.
  2. Además de hacer deporte, tendremos que abstenernos de fumar.

Por otro lado, se dan algunas condiciones que pueden ser obvias, como evitar el alcohol (el dentista nos recomendará antibióticos, que combinan mal con las bebidas alcohólicas).

Otra cosa que tenemos que considerar es alejarnos de los cambios de presión atmosférica durante los primeros días tras colocarnos un implante. Subirnos a un avión, practicar buceo, hacer montañismo… son actividades poco recomendables en el posoperatorio.

A pesar de las recomendaciones que te demos, lo mejor es que, tras someterte a cualquier tratamiento, consultes con el odontólogo que te haya tratado para conocer los cuidados que debes seguir. Cada persona es única, así como sus condiciones físicas, por lo que las atenciones en el posoperatorio pueden variar de tratamientos, duración…

Hablar con el dentista antes del tratamiento es una buena medida para conocer bien a fondo y sin problema el tratamiento que vas a seguir y las medidas cautelares que has de tomar. Por eso mismo, es fundamental que el equipo odontológico sea de confianza.

En Smart Dental contamos con profesionales con años de experiencia en España y Reino Unido, y tenemos por bandera la atención al paciente.

Consideramos a quienes nos visitan como pacientes clínicos, no como clientes. Por este motivo, lo esencial es que estén cómodos en nuestra Clínica Dental Novo Camposoto.

Escrito por: Dirección   

¿DEBEN LLEVAR FLÚOR LAS PASTAS DE DIENTES DE LOS NIÑOS PEQUEÑOS?

2018-06-21 09:51:090
¿DEBEN LLEVAR FLÚOR LAS PASTAS DE DIENTES DE LOS NIÑOS PEQUEÑOS?

Se ha demostrado que el flúor es eficaz para la prevención de la caries, pero si tragamos demasiado flúor durante el periodo de formación del diente (en pasta de dientes o colutorios que lo contienen) puede alterarse el esmalte de los dientes y aparecer manchas, lo que se conoce como "fluorosis".

Por ello, el uso del flúor en niños pequeños tiene unas recomendaciones dentro de unos límites de seguridad. La Asociación Española de Pediatría recomienda hasta los seis años utilizar una pasta dentífrica infantil, específica para niños, ya que estas contienen flúor, pero menos. Aunque no es esta la única recomendación. ¿Qué pasa con los niños más pequeños?

Hasta los dos años hay que poner solo una cantidad pequeña de esta crema dental infantil (con flúor), como una pintada sobre el cepillo, y entre los dos y los seis años en cantidad como de un guisante. A partir de los seis años ya pueden utilizar la pasta de los adultos y la cantidad de uno a dos centímetros sobre el cepillo. Volveremos sobre estas recomendaciones más abajo.

Los padres debemos supervisar el proceso de cepillado dental hasta, por lo menos, los siete años de edad (para evitar que traguen pasta) y es importante que los niños se laven los dientes al menos dos veces al día y especialmente importante es el cepillado de la noche, antes de acostarse.

En los últimos protocolos para el uso del flúor en niños (Documento de consenso de la Academia Europea de Odontología Pediátrica) con la Sociedad Española de Odontopediatría recomienda "vehementemente" que el uso diario de flúor debería ser la parte principal de cualquier programa completo de prevención para el control de la caries en los niños.

Añade que el uso del flúor debe ser equilibrado entre la estimación del riesgo de caries y los posibles riesgos de los efectos tóxicos de los fluoruros.

La Sociedad española de Odontopediatría señala que el cepillado dental con pasta con flúor es lo más cercano al método ideal de salud pública, ya que su uso es práctico, barato, aprobado culturalmente y de gran alcance. Pero recuerda el riesgo importante de que los niños se traguen cantidades considerables de pastas fluoradas, especialmente en los tres primeros años de vida.

De hecho, se ha calculado que un preescolar, con dos cepillados diarios, puede deglutir alrededor de 1 gramo de pasta dental al día, debido a la inmadurez del reflejo de deglución. Por ello hay que controlar bien a los pequeños cuando se cepillen los dientes.

De modo que, pasta con flúor, sí. En cuanto a la concentración de flúor, no hay suficiente evidencia de que una pasta de dientes con una concentración de flúor de 500ppm o menos tenga un efecto preventivo contra la caries, de modo que deberíamos buscar una pasta con mayor concentración.

 
 

Escrito por: Dirección   

¿QUE PUEDO COMER CON ORTODONCIA?

2018-06-21 09:41:160
¿QUE PUEDO COMER CON ORTODONCIA?

Actualmente muchas personas optan por el tratamiento de ortodoncia para alinear sus dientes y conseguir una salud y una estética dental óptima. No obstante, el tratamiento de ortodoncia comporta para el paciente adquirir una serie de hábitos higiénico-alimenticios con el fin de que el tratamiento sea predecible y más efectivo.

¿Qué podemos comer y que no durante el tratamiento de ortodoncia?

Es imprescindible tener una correcta higiene dental, es decir, cepillarse los dientes después de cada comida y usar los cepillos interproximales o el hilo dental. Con ello evitaremos la formación de caries dental y evitaremos la inflamación de la encía o gingivitis.

Recordar que en los primeros días de tratamiento con braquets, es recomendable utilizar cera de ortodoncia para cubrir a estos con el fin de evitar lesiones, rozaduras y laceraciones de los tejidos blandos orales, como son la cara interna de los labios, lengua, cara interna de las mejillas, etc.

En cuanto a la alimentación, a grandes rasgos y a priori, deberemos evitar alimentos muy duros y aquellos pegajosos que se enganchan en los dientes y los aparatos. Hay que ser cuidadosos con los aparatos (braquets, arcos, bandas, etc.) que llevamos y saber, que los dientes serán más susceptibles de padecer caries durante el tratamiento.

Se deberán evitar ciertos hábitos como morderse las uñas, masticar hielo, etc. Y disminuir el consumo de bebidas excesivamente azucaradas como las bebidas carbonatadas (Coke, etc.) y los zumos de frutas industriales.

La lista de alimentos que se pueden comer y los que no son los siguientes:

Frutas

La fruta es parte esencial en una dieta equilibrada y saludable, no obstante es muy importante decidir cómo se debe comer durante el tratamiento ortodóntico.

La fruta dura como una manzana, por ejemplo, puede ser muy difícil de morder debido a los braquets. Se deberá cortar este tipo de fruta a trozos pequeños y masticarlos con los dientes posteriores o molares.

La fruta blanda como por ejemplo las fresas, arándanos, moras, etc. se comerán con cuidado y al igual que en el caso anterior, se intentarán masticar en el sector dental posterior.

Es aconsejable disminuir el consumo de alimentos ácidos como el limón, las limas, los pomelos, etc. ya que son muy ácidos y pueden dañar el esmalte dental.

Verduras

Los vegetales nos aportan vitaminas y minerales que son esenciales para el crecimiento. Estas deberán estar preparadas ligeramente diferente para aquellos que llevan braquets.

Los vegetales crudos resultan duros, ejemplo son las zanahorias, el brócoli, la col, etc. y su ingesta se ve dificultada durante el tratamiento, por ello, se deberán preparar en trozos pequeños  y a poder ser, se cocerán para evitar su tensión.

Legumbres

Las legumbres nos aportan fibra, hierro, calcio y muchos otros nutrientes importantes.

Estas normalmente se presentan cocidas, lo que no conlleva ningún problema para el paciente de ortodoncia.

Hay que tener mucho cuidado con la corteza del pan, las rosquillas y los productos de bollería duros ya que desprenden con suma facilidad los braquets. Es mejor que el paciente coma pan de molde y productos de bollería blandos, aunque sin abusar de ellos por su alto nivel de hidratos de carbono y azúcares.

Los cereales sin moler también resultan un desafío para la aparatologia ya que estos, se quedan enganchados a los braquets, a los dientes y su eliminación resulta normalmente muy complicada para el usuario. Por lo tanto, se deberán evitar las semillas y los productos alimenticios que las contienen.

Lácteos

Los huesos y los dientes necesitan calcio para estar y crecer sanos; los productos lácteos nos aportan calcio, vitamina D, potasio, proteínas, etc. Estos productos son un excelente apoyo para los pacientes que llevan ortodoncia, ya que estos productos son suaves y requieren muy poca masticación.

Dentro de esta familia, se deberán evitar los quesos excesivamente curados (por su dureza) y los de pasta (se pegan mucho a los aparatos dentales).

Carnes

La carne nos aporta proteínas y hierro. Esta nos supone un reto por su característica fibrosa y a menudo por su cierta dureza. Se deberán evitar los embutidos fibrosos como el fuet, el jamón serrano, etc. y en el caso de comerlos eventualmente, se deberán comer en trozos muy pequeños y masticarlos a nivel posterior (con los molares).

El pescado resulta una buena opción alimenticia ya que es una alimento rico en proteínas y es blando, lo que conlleva a que no daña la aparatología durante el tratamiento.

Se deberán seleccionar las carnes magras sin hueso y los cortes tiernos.

Frutos secos y semillas

Estos son muy duros y pequeños y se desaconseja su consumo durante el tratamiento de ortodoncia ya que pueden romper o fracturar los componentes de la aparatologia de ortodoncia.

Dulces

No son una familia de alimentos no obstante, su consumo es general entre jóvenes y adultos. Podemos dividir los dulces en dos tipos: los duros y los blandos o pegajosos; ambos grupos están totalmente desaconsejados en caso de llevar braquets ya que pueden dañarlos y/o romperlos además de favorecer a la formación de la caries dental.

Escrito por: Dirección   
Copyrights ©2015: Clínica Dental Novo Camposoto || #Dra. Bernal || Aviso Legal || by Axystem